Tumores óseos y sarcomas de partes blandas

                    Dr. Manuel González Gaitano

                                    

               Prótesis de Reseccion Tumoral de Fémur Distal

 

 

Generalidades:
Desde que  Eckardt  (2) ( ver) y colaboradores de UCLA publicaron sus estudios con pacientes portadores de tumores II-B (Sarcomas de alto grado con afectación extracompartimental) en los cuales demostraban unos resultados similares entre la amputación de miembros y el tratamiento conservador con quimioterapia y una cirugía bien realizada, sin encontrar diferencias significativas en la tasa de metástasis y recurrencia local (  del 5 al 8%) entre los dos grupos, se considera hoy como tratamiento de elección la cirugía conservadora en los sarcomas de alto grado que afectan al fémur distal y por supuesto en condrosarcomas y otros tumores de menor grado pero muy agresivos, aunque la amputación continua teniendo su papel en ciertos casos de afectación neurovascular extrema, infecciones, biopsias mal realizadas. etc.

Recordemos que a pesar de la técnica de biopsia que realicemos, las células tumorales contaminaran todos los planos de tejidos y compartimentos que atravesemos y consecuentemente toda la zona de la biopsia deberá ser extirpada en bloque con el tumor.

La reseccion del hueso la realizaremos siempre que sea posible unos 6 cm. mas dístales o proximales a la zona anormal que nos señalen los estudios preoperatorios.

Recordemos siempre que por muy aparatosa que nos pueda parecer  una lesión tumoral en su fase inicial, nos sorprenderemos muchas veces del resultado de la quimioterapia preoperatoria, encontrándonos frecuentemente con unas lesiones totalmente resecables cuando la impresión inicial era de obtener un resultado casi paliativo con dicha quimioterapia.

Si queremos tener buen resultado, siempre deberemos conseguir una cobertura adecuada de tejido blando, para disminuir el riesgo de infección y necrosis, por lo que realizaremos las transposiciones musculares adecuadas en la zona que sean necesarias.

La succión continua y la cobertura antibiótica ,se mantendrán los días necesarios hasta el cese de drenaje dado el gran espacio muerto que estas intervenciones conllevan y el consecuente riesgo de infección y necrosis por dichos acumulos.

 

 

TÉCNICA:

Reseccion adecuada de la pieza femoral con un margen de 6 cm. de hueso sano, mas la zona muscular correspondiente al compartimento afectado. y toma de muestra para estudio patológico del canal medular proximal al corte.

 

 

Prepararemos la tibia para la inserción del componente tibial realizando una osteotomía de unos 5 mm.de la meseta tibial.

 

Colocaremos la plantilla para fresar el canal medular tibial de forma que el orificio para la entrada de la fresa nos quede en el ángulo interno del cuadrante anterolateral de la superficie tibial.

Fresamos con fresa de 12 mm. los primeros 12 cm. con fresa del 20 mm. los 5 cm. proximales.

 

Con lamina o escoplo , realizamos lo dos cortes laterales y el posterior, que nos marca el tamaño de la plantilla para que posteriormente pueda penetrar en el hueso el componente tibial.

Introducimos la raspa en el canal medular tibial.

             

Introducimos el componente tibial en el hueso y lo fijamos mediante el tornillo distal o boulon, previo fresado del orificio con una fresa de 4mm, y como el tornillo quedara largo al cerrarse las abrazaderas tibiales, tendremos que cortar la punta que sobresalga en exceso.

Colocar dentro del orificio de la bisagra el cilindro de polietileno para la fricción del eje y en la parte anterior la pieza rectangular que nos establece el stop para la extensión de la rodilla.

 

Sujetando el fémur con una pinza fresaremos los 120 mm del canal medular , aumentando el fresado de 0,5 en 0,5 cm., hasta introducir la fresa que contacte bien con las corticales y cuyo numero será el numero de la pieza femoral.

Introducimos la pieza femoral y la fijamos con tres tornillos de 3,6 mm de diámetro que introducimos por la parte anterior del fémur y que saldrán por la línea áspera femoral. Fresaremos previamente con fresa de 3mm.

 

 
Introducimos el eje metálico con una pieza destornillador o insertor del eje, que existe y para impedir su salida se coloca el circlip a presión en un surco que queda al introducir el eje
 
Comprobamos la correcta flexo extensión y adecuada cobertura de tejidos blandos, realizando las trasposiciones musculares necesarias.
 
 

 

Verificar tracking o desplazamiento patelar y tensión en surco femoral.

Realizaremos las suturas finales con la rodilla en flexión para comprobar tensión de tejidos y facilitar la recuperación funcional y movilidad.

 

Pieza Tumoral:

Radiología:

 
 
 
Referencias::
  1. Simon N A ,Aschilman MA, Thomas N: Lim salvage treatment versus amputacion for osteosarcoma of the distal end of the femur. Join Bone Surg. Am. 1986; 68:1331-1337.
  2. Eckart JJ, Ellibert FR, Grant TG,:The UCLA experience in the management  of stage IIB osteosarcoma:1972-1983, in Limb ssalvage in Musckuloskeletal Oncology, Churchill Livingstone 1987 :314-326
  3. Martin M. Malawer ,Paul H.Sugarbaker: Musculoskeletal cancer Surgery. W.Cancer Institute